También

Rábano delicioso y saludable y lactancia materna: ¿se pueden combinar y no dañar al bebé?

Rábano delicioso y saludable y lactancia materna: ¿se pueden combinar y no dañar al bebé?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El rábano es una de las verduras de primavera extremadamente populares, y si el nacimiento tuvo lugar en la primavera, una madre joven naturalmente se pregunta si debe comer o no este producto durante la lactancia y si es posible introducirlo en su dieta durante la lactancia. este periodo.

Los rábanos contienen fósforo, potasio, hierro, calcio y magnesio; proporcionarán a la madre lactante un buen metabolismo, contribuirán a la pérdida de peso y mejorarán la inmunidad.

Pero hay algunas peculiaridades de la composición química que no permiten introducir demasiado pronto este vegetal en la dieta. Consideremos todos los matices con más detalle en el artículo.

¿Por qué surge la pregunta sobre la prohibición del rábano con HS?

El rábano, además de una gran cantidad de fibra, que puede causar una mayor formación de gases en la mamá y el bebé, contiene aceite de mostaza en cantidades significativas; esto es lo que explica su sabor amargo. Comer mucha ensalada de rábano puede cambiar el sabor de la leche materna a uno desagradable y el bebé abandonará el pecho. Cuanto más pequeño es el niño, mayor es el riesgo.

¡Importante! Los rábanos contienen una gran cantidad de vitamina C; si se excede la dosis diaria, puede causar diátesis en un bebé. La combinación de una gran cantidad de minerales con fibra no digerible puede provocar una reacción alérgica o diarrea en el bebé.

¿Cuándo se permite comer durante la lactancia?

  • En el primer mes. En el primer mes después del parto, no se recomienda el uso de rábanos. Un bebé recién nacido puede experimentar no solo reacciones alérgicas y cólicos, sino que simplemente puede negarse a amamantar, ya que en el primer mes el bebé es más sensible al sabor de la leche.
  • Después del primer mes. Es ideal introducir la verdura en la dieta de una madre lactante después de tres meses de amamantamiento. En este momento, generalmente está claro si el bebé tiene hipersensibilidad a ciertos alimentos o reacciones alérgicas, cómo reacciona a la introducción de nuevos productos por parte de la madre. Si el bebé está sano, no hay diátesis, cólicos; con cuidado, la mitad de un vegetal pequeño, puede introducir rábano en la dieta.

¿Cuándo y cómo es mejor intentarlo?

Lo más importante es que el rábano para la ensalada debe ser fresco, sin manchas oscuras, y preferiblemente sin un alto contenido en nitratos, es decir, rábano de granja o de jardín. Antes de usar el rábano, es necesario no solo lavarlo bien, sino también remojarlo en agua durante no más de 20-30 minutos. Esto reducirá la amargura. La parte superior de la verdura debe cortarse junto con las puntas; la mayoría de los nitratos se concentran en la parte superior.

El primer rábano se puede comer por la mañana agregándolo a un desayuno estándar. Es aconsejable posponer la próxima ingesta de verduras durante un par de días y seguir la reacción del bebé. Si todo está bien, puede agregar 20-30 gramos de rábanos (2-3 verduras de tamaño mediano) a la ensalada, pero no lo coma más de dos veces por semana.

Si ha aparecido incluso una pequeña reacción negativa, o el bebé tiene tendencia a las alergias, es mejor posponer la introducción del rábano en la dieta hasta que el bebé tenga seis meses.

Influencia del producto

A la madre

El rábano es un almacén de vitaminas y minerales. 20 gramos contienen la dosis diaria de vitamina C. Los rábanos son ricos en vitamina B - tiamina, riboflavina, piridoxina, ácido fólico y pantoténico. Son extremadamente útiles para la piel, las uñas, el cabello, el estado general de una madre lactante.

Una vez en la leche, mejoran el funcionamiento del cerebro tanto de la madre como del bebé. El rábano puede hacer frente al edema, que a menudo atormenta a las mujeres que han dado a luz recientemente, mejora el funcionamiento del tracto gastrointestinal y ayuda a perder peso. La fibra no digerible contenida en la verdura limpia el cuerpo de toxinas y elimina las toxinas.

¡Referencia! El rábano contiene más de veinte minerales, incluidos potasio, magnesio, sodio, cloro, fósforo, selenio, zinc, cromo. Todos ellos mejoran la calidad de la leche materna, ayudan al cuerpo de la mujer, cansado después del parto, a recuperarse.

La ensalada de rábano le da vigor a una madre joven, mejora el estado de ánimo, ayuda a restaurar el sistema nervioso. En general, si una mujer no es alérgica a un vegetal, tiene un efecto extremadamente positivo en todo el cuerpo.

Por niño

La influencia del rábano en un bebé puede ser tanto positiva como negativa. Sin duda, la presencia de una gran cantidad de vitaminas y minerales en un vegetal tiene un efecto positivo en el crecimiento y el desarrollo: la vitamina C fortalece el sistema inmunológico, el ácido fólico asegura el funcionamiento normal del sistema hematopoyético, asegura el crecimiento y desarrollo de el cerebro del bebé.

Potasio, magnesio y sodio: son responsables del desarrollo de músculos fuertes, el desarrollo armonioso del sistema nervioso y un buen suministro de oxígeno a los tejidos. Pero la riqueza de la composición química de los rábanos puede ser negativa para los niños muy pequeños. Puede ser muy difícil entender a cuál de los elementos es alérgico.

La diátesis en los bebés que no responden bien a grandes cantidades de vitamina C en la leche puede ocurrir de forma más aguda después de la ensalada de rábano ingerida por la madre que después de los cítricos. Una gran cantidad de fibra no digerible puede causar cólicos en un bebé, interrumpir el funcionamiento normal del tracto gastrointestinal.

Al final, es posible que al niño simplemente no le guste el ligero amargor en la leche después de que la madre comió rábanos frescos.

Instrucciones paso a paso para ingresar a la dieta de una mujer

Cómo introducir suavemente los rábanos en su dieta, para no dañar al bebé?

  1. Comience con una verdura de tamaño mediano, incluso puede comenzar con la mitad.
  2. Espere al menos dos, y preferiblemente tres días; una reacción negativa puede ocurrir en un bebé tanto después de un par de horas como después de unos días.
  3. Si no hay reacción, hinchazón, no hay reacciones alérgicas, agregue un par de rábanos más a la ensalada.
  4. Después de un mes, cuando se minimiza el riesgo de la influencia negativa del bebé sobre la nueva verdura, puede comenzar a usar rábanos con regularidad. Puede comer una verdura de temporada un máximo de dos veces por semana, 20-30 gramos, siempre en una composición con los ingredientes habituales: pepinos, tomates y ensalada verde.

¿Cómo entender que comer una verdura no beneficia al bebé?

Es necesario eliminar inmediatamente los rábanos de la dieta si el bebé tiene al menos uno de los siguientes síntomas:

  • cólico, dolor de estómago que causa malestar y llanto;
  • diátesis: una erupción roja en las mejillas y el mentón;
  • Diarrea;
  • reacciones alérgicas: manchas, sarpullido en el cuerpo, costras marrones en los hombros o brazos;
  • negativa injustificada a alimentarse, especialmente cuando va acompañada de llanto;
  • aumento de la excitabilidad y el mal humor del bebé.

En todos estos casos, la introducción del rábano en la dieta de la madre debe posponerse un tiempo y volver a intentarlo cuando el bebé tenga al menos seis meses de edad.

Así, por toda su utilidad El rábano es un vegetal bastante controvertido en la dieta de una madre lactante.

¡Atención! Al saturar el cuerpo con vitaminas y minerales, enriquecer la leche con microelementos útiles, los rábanos pueden causar una serie de consecuencias negativas en un bebé, desde cólicos y diarrea hasta la negativa a amamantar.

Por lo tanto, con la introducción del rábano en la dieta de la madre, es mejor no apresurarse, agregarlo al menú con cuidado y cuando el bebé tenga tres, o mejor, seis meses.


Ver el vídeo: Lactancia materna, problemas frecuentes y cómo solucionarlos! (Febrero 2023).